Arim llamó a generalizar los procesos de certificación del Modelo de Calidad con Equidad de Género de la Udelar.

El rector de la Universidad de la República, Rodrigo Arim señaló que la institución debe comprometerse a generalizar los procesos de certificación del Modelo de Calidad con Equidad de Género en la Udelar. Aclaró que no hay equidad sino se cuentan con mecanismos y dispositivos que combatan los temas de acoso y discriminación. Estas afirmaciones las realizó en la mañana de hoy, durante la apertura de la «Jornada de intercambio de buenas prácticas: aprendizajes y desafíos en la implementación del Modelo de Calidad con Equidad de Género” La actividad desarrollada en Facultad de Derecho fue organizada por la Comisión Abierta de Equidad de Género de la Universidad de la República (Udelar).

Este proceso de obtener la certificación del Modelo de Calidad con Equidad de Género comienza en 2012, que llevó a que en un principio fueran siete los centros universitarios que hicieran el recorrido y concluyeran el proceso hasta esta realidad del 2019, con 15 facultades involucrados en la propuesta.

El Modelo de Calidad con Equidad de Género (MCEG) es una política pública dirigida al ámbito laboral, surgida en 2008 como una iniciativa conjunta entre el Instituto de las Mujeres (Inmujeres-Ministerio de Desarrollo Social) y la Oficina de Planeamiento y Presupuesto.

La actividad incorporó la videoconferencia para sumar a la comunidad universitaria de Rivera durante la Jornada.

El rector de la Udelar, Rodrigo Arim, enfatizó sobre la necesidad de generalizar en la Universidad los procesos de certificación del Modelo de Calidad, con los cambios que se entiendan necesario desde el punto de vista colectivo.

Señaló que los procesos de discriminación también están presentes en la institución, por lo cual planteó el desafío de generalizar los procesos en la Udelar en el corto tiempo, lo que implica contar con una planificación sistemática y un compromiso de la institución.

“Hablar de equidad no es lo mismo de hablar de acoso, pero no hay equidad sino tenemos mecanismos y dispositivos claros que combatan los temas de acoso”, indicó Arim.

Anunció que la Universidad a mitad del año 2020 tiene que presentar una propuesta presupuestal al país, donde los componentes presupuestales elaborados contemplen estas políticas contra el acoso y la discriminación en la Udelar.

El encuentro apuntó a la discusión en la temática entre Comités y Comisiones de Género de la Udelar, donde se compartieron las experiencias de la Comisión Central de Prevención y Actuación ante el Acoso y de las comisiones surgidas en las facultades de Ciencias Económicas, Veterinaria y FIC.
Ana Sosa, del equipo asesor de la Comisión Abierta de Equidad de Género de la Universidad de la República (Udelar) aclaró que solo con diagnóstico alcanza para lograr la certificación pero es un requisito básico para alcanzar el logro. Explicó que la Comisión trabaja en un relevamiento y análisis para lo cual articula con la Dirección General de Personal (DGP) y la Dirección General de Planeamiento (DGPlan) y también se hará con el resto de los servicios a fin de obtener datos sobre remuneraciones y licencias.

La socióloga Natalia Guidobono, informó de la necesidad de ampliar la certificación de la calidad con equidad de género al interior del país y puso el ejemplo del trabajo realizado en la Estación Experimental Mario Cassinoni en Paysandú donde hubo un abordaje metodológico cualitativo y un relevamiento del clima laboral.

María Laura Sorondo informó sobre el protocolo interno para la recepción y orientación ante situaciones de acoso sexual, laboral y por actos de violencia o discriminación en Facultad de Veterinaria y aclaró que la personas considerada acosada puede presentar la denuncia tanto a nivel de la Comisión Central de Prevención o en la Comisión de Equidad y Género de Veterinaria.

La estudiante Belén y la técnica Gabriela compartieron la experiencia del protocolo interno desarrollado en Facultad de Ciencias Económicas y Administración.  Belén destacó la importancia del cogobierno y que los funcionarios se sumaran a la iniciativa ya que la mayoría de la denuncias provienen de funcionarios no docentes.