Disfrutemos del sol pero con cuidado: Sociedad de Dermatología (SDU) aconseja medidas para disminuir efectos de rayos U.V.

Atención a las personas rubias, pelirrojas y de ojos claros con la exposición al sol. Según indicó Mariela Álvarez, presidenta de la Sociedad de Dermatología del Uruguay (SDU), este tipo de población tiene mayor riesgo de ser afectada por los rayos solares ultravioletas al contar con una menor defensa en la pigmentación de la piel. No obstante, precisó que todos nos debemos cuidar de la exposición solar y adoptar algunas medidas de protección. "Acumular daño en la piel es nocivo", alertó. Recomendó la utilización de ropa, preferentemente de color oscura, cremas con filtros, para ser aplicadas en la piel descubierta, y lentes con niveles de bloqueo a los rayos UV para preservar la salud ocular. La dermatóloga habló con el espacio de Bienestar en Uni Radio. Escuchar audio.

Álvarez entiende que se debe minimizar la exposición solar en personas de cualquier edad, más allá de la preocupación especial por las de baja edad. Informa que los horarios más perjudiciales para tomar sol están entre las 11 y las 17 horas. Sin embargo, la profesional llamó a estar protegidos desde temprana hora de la mañana de la incidencia de los rayos ultravioletas, buscando la sombra o con ropas de colores preferentemente oscuros, utilizar sombreros de ala ancha. Aclaró que es necesario usar lentes, pero no cualquiera, sino aquellos certificados por ópticas con la protección específica a los rayos UV. 

Señaló que actualmente hay indumentaria de niños y niñas confeccionada especialmente para evitar la afectación del sol. En aquellas partes del cuerpo expuestas al aire libre, colocarse crema con filtro de protección solar, que contenga un factor 30. También destacó que el protector debe ser el adecuado si se va a ingresar al agua o es para un niño. La recomendación es que al salir del agua, el protector debe aplicarse nuevamente. Señala que es importante evitar las quemaduras del sol por considerarse en un factor de riesgo del cáncer de piel, del tipo melanoma, que es el más maligno del mundo. “Más de dos quemaduras en la infancia ya es un factor de riesgo agregado para contraer una enfermedad severa de piel.

Ante el caso de una quemadura de piel, lo que se aconseja es recurrir a paños y baños fríos y a la adquisición de algún gel elaborado para estos casos, hasta tanto sea visto por un médico. La ingesta de líquidos es necesaria para evitar la deshidratación.

Aclaró que los medios artificiales de radiación para tomar color en la piel, “son igualmente malos y los contra indicamos. Las camas solares funcionan en base a rayos ultravioletas, filtrándose el calor. Acumular daño en la piel es promover cáncer.”

Según las últimas estadísticas, una persona cada tres días mueren por cáncer del piel, y su incidencia fue creciendo en los últimos años.