Facultad de Veterinaria inauguró nueva sala de lactancia materna

La Facultad de Veterinaria inauguró el 6 de agosto la nueva sala de lactancia materna destinada a la comunidad de dicho centro universitario. Orgullosamente afirman que esta facultad fue la primera en contar con sala de lactancia en toda la Universidad de la República, en respuesta a una necesidad existente entre las madres y sus bebés. Actualmente, la nueva sala comenzó a funcionar en reemplazo de la anterior.

La docente Mary Cuns, integrante de la Comisión de Equidad de Género de la Facultad de Veterinaria, y del Comité de Calidad con Equidad, informó al programa Somos Bienestar en UNI Radio, que detrás de esta inauguración hay una historia que se remonta a la construcción de la anterior sala. Audio del programa: https://bit.ly/2YuXFUR

Su planificación comenzó en el año 2010 cuando se percibió las dificultades que tenían estudiantes, docentes y funcionarias que debían extraerse la leche "en condiciones para nada pulcras". Reconoció que su acondicionamiento se hizo con esfuerzo y en forma precaria pero que en su momento cumplió su función.
"Nos enorgullese decir que contamos con la primera sala de lactancia en la Udelar, y que no es poco, en una facultad como la de Veterinaria, cuya carrera se la vincula a lo masculino", recalcó.
En el acto de inauguración, un funcionario de Veterinaria concurrió acompañado por su pareja, quien fue la primera persona que utilizó la nueva sala de lactancia. "Todos estábamos muy emocionados con este hecho fortuito", expresó Cuns.

La sala cuenta con 8 metros cuadrados destinados a albergar hasta a dos mamás en simultáneo. Todas las superficies son lavables para que sea fácilmente higienizable: pavimento vinílico y pintura epoxi lavable en paredes, mesadas de granito y cerramiento de vidrio y aluminio.

Está equipada con dos butacas en tela lavable, frigobar para conservar la leche extraída, cambiador de bebés, ordeñadora, microondas, depósito de residuos, jabón líquido y papel para secado de manos. Además, está acondicionada térmicamente con un equipo de aire.

Semana Mundial de la Lactancia Materna:

La Semana Mundial de la Lactancia Materna se celebra todos los años del 1 al 7 de agosto con el objetivo de fomentar la lactancia materna y mejorar la salud de las y los lactantes en todo el mundo. Se conmemora de esta forma la Declaración de Innocenti, firmada en agosto de 1990 por los gobiernos, la OMS, el UNICEF y otras organizaciones.

A nivel de la Universidad de la República fueron creadas salas de lactancia en varios centros universitarios. Algunos de ellos son: Ingeniería, Oficinas Centrales, Nutrición, Veterinaria, Ciencias Sociales, Agronomía, Psicología, FIC, y Oficinas Centrales.  

El reintegro de las madres al trabajo produce un cambio importante en la práctica de la lactancia, porque en las primeras semanas los bebés se alimentan cada tres horas, aproximadamente. En paralelo, la extracción de la leche es indispensable para que las glándulas mamarias funcionen bien, y si no se realiza con frecuencia la producción de leche puede reducirse y cesar por completo. Es por eso que, en ausencia del bebé, es conveniente extraerla por medios mecánicos. Al hacerlo no solo se estimula la producción mamaria, sino que se previene la ocurrencia de mastitis.

La lactancia materna salva vidas, mejora la salud de los niños a corto y largo plazo y disminuye el riesgo de muerte a causa del cáncer de mama y de ovario en las madres. A pesar de la abrumadora evidencia que sustenta estas afirmaciones las tasas de lactancia materna exclusiva en Uruguay se ha estancado en los últimos 20 años y actualmente no supera el 40% entre niños de seis meses.

La media jornada laboral permite mantener la lactancia, pero si se consideran los tiempos de traslado, las madres pueden llegar a ausentarse de su casa por unas seis horas. Es por eso que la instalación de salas de lactancia en los lugares de trabajo es apoyada por los organismos promotores de salud en todo el mundo.