"La Udelar tiene que adaptarse para asegurar la inclusión educativa"


El reciente encuentro sobre universalización de la educación superior, denominado “Procesos de Inclusión en la Udelar, Desafíos y Propuestas”, mostró las diferentes acciones que desarrolla la Universidad de la República para asegurar la inclusión de las personas en la trayectoria académica. Estas experiencias contemplan tanto la situación de estudiantes con discapacidad, población migrante, en privación de libertad y los casos de género.
La actividad fue organizada por el Servicio Central de Bienestar Universitario y tuvo lugar el 31 de octubre en la Facultad de Ciencias Sociales.

En una mesa de exposición, fueron compartidos los distintos procesos que se vienen desarrollando para concretar la inclusión en la Udelar. A través de grupos de trabajo, los participantes intercambiaron experiencias y visiones sobre cómo mejorar las políticas inclusivas.
Expusieron el Psic. Alejandro Bouzo, en representación de la Mesa Terciaria de Estudiantes Privados de Libertad y por el Programa de Respaldo al Aprendizaje (Progresa), Lic. Trabajo Social María Ortega por la Red Temática de Discapacidad, la docente Ana Belén Santa Cruz del Programa de Renovación de la Enseñanza (Proren-Psicología), la antropóloga Victoria Espasandín de la Comisión de Equidad Género (CAEG) y la doctora en Trabajo Social, Silvia Rivero.

 

"Se tomaron más de 60 exámenes en unidades penitenciarias" 

El psicólogo Alejandro Bouzo inició su exposición reseñando los orígenes de la Mesa Terciaria de Estudiantes Privados de Libertad y del espacio universitario que dirige acciones que tiendan a la inclusión en la educación pública. Destacó que es importante tener un espacio de trabajo por el rol que tiene la Udelar como institución para garantizar el derecho a la educación. Explicó que ese proceso llevó a la integración de una mesa que permitió dar una continuidad y una sinergia para avanzar en la conformación de protocolos para atender a los estudiantes privados de libertad que llegaban. Aclaró que en un principio el Área de Derechos Humanos de la Udelar y Progresa tuvieron un rol importante para permitir la continuidad educativa de aquellas personas privadas de libertad.

Se trabajó bajo un concepto de que la Udelar generara en cada institución un espacio de apertura  "para que llegara junta, con sus distintas propuestas, con los estudiantes, los docentes y la preparación previa a cada establecimiento penitenciario. Que sume y aborde la temática de la continuidad educativa de esos estudiantes”, acotó.

Comentó que con el tiempo se fueron sumando otros actores a dicho espacio y reconoció como valorable el aporte de Bienestar Universitario con sus becas y otras propuestas para garantizar el avance en la currícula y ayudar a construir el ser universitario lo más completo posible.

Bouzo destacó que a julio de este año se hayan tomado más de 60 exámenes en la unidades penintenciarias de seis facultades diferentes.

 

"No deben ser los servicios los que expulsen a los estudiantes con discapacidad"

La licenciada en trabajo social, María Ortega, forma parte de la Red Temática de la Discapacidad que fuera creada en el año 2008. Dijo que la Udelar no tiene un protocolo único de cómo son los procesos de inclusión de los estudiantes con discapacidad. Pero sí varios servicios trabajan fuertemente en la inclusión. “Tenemos que dar respuesta a estos estudiantes que llegan a la Udelar. No deben ser los servicios los que los expulsen, por no tener una rampa, porque no se sabe que un estudiante con cuadriplegia, o un estudiante sordo no tenga un intérprete, etc.”, indicó Ortega.

Aclaró que en los últimos tiempos se reflotó la estrategia de generar similares recorridos en los distintos centros, y que la Universidad tiene que adaptarse, generando las condiciones para que los estudiantes con discapacidad pueda realizar la trayectoria académica en igualdad de condiciones que el resto de los estudiantes.
 

"Se toma a la dislexia como discapacidad"

La docente Ana Belén Santa Cruz del Programa de Renovación de la Enseñanza (Proren-Psicología) informó sobre las políticas de inclusión que viene desarrollando la Facultad de Psicología destinadas a estudiantes con discapacidad, que no se remite exclusivamente a lo físico sino también de dislexia.

El 1,4% de los estudiantes en dicha casa de estudio tiene algún tipo de discapacidad. Este dato se obtuvo del formulario online que completa la generación de ingreso. Un alto porcentaje de estudiantes tienen una discapacidad visual. Informó que la Facultad cuenta con un protocolo de actuación, dependiendo del tipo de discapacidad del estudiante. El Programa de Renovación de la Enseñanza es la institución de referencia en dicha casa de estudio. Además se dispone de materiales específicos dirigidos a estudiantes con discapacidad.

"La Udelar debe hacerse cargo"

Nuevamente el psicólogo Alejandro Bouzo hizo uso de la palabra, pero esta vez en representación del Programa de Respaldo al Aprendizaje (Progresa). Recalcó que la Udelar debe hacerse cargo de los estudiantes que ingresan a estudiar y no quedarse con el lamento del rezago que llegaron desde la educación de nivel secundaria. Expresó que Progresa trabajo mucho con los estudiantes becarios de Bienestar Universitario. “Es un elemento sumamente importante poder colaborar con estudiantes cuya situación socioeconómica afecta las continuidades educativas”, aclaró. Dijo que hay estudiantes que por algún motivo no están pudiendo sostener la beca. “El trabajo en conjunto permite analizar esta situaciones”, indicó.

Campaña de prevención del acoso

La antropóloga Victoria Espasandín, integrante de la Comisión de Equidad Género (CAEG) de la Universidad de la República, enumeró las distintas acciones que se vienen realizando a nivel central, como la aprobación de un protocolo contra el acoso, y las experiencias a nivel de determinados centros que favorecen la inclusión de trabajadores y estudiantes como un espacio de cuidados y de “protección” de estudiantes embarazadas o madres o padres recientes para dar exámenes o pruebas.
En el año 2013, la Udelar firma con convenio con el Instituto de las Mujeres (Inmujeres) para incorporarse al Modelo con Equidad y Género que se aplica en algunas facultades (Ciencias Sociales, Derecho, Veterinaria, Agronomía, Ciencias Económicas, Psicología, Humanidades y Ciencias de la Educación). El año pasado ingresó Arquitectura y durante el 2018 pasa lo mismo con la FIC. En todos estos casos se conforman comisiones de género.

Espasandín recordó que los cargos mayores en la Udelar están ocupados por hombres a pesar que se trata de una institución con mayor presencia de mujeres.

Informó que en los próximos días comenzará una campaña de prevención de acoso en la Universidad de la República por parte de la Comisión de Equidad de Género a fin de sensibilizar a la población universitaria.


Cubanos y venezolanos en la Udelar

La doctora en Trabajo Social, Silvia Rivero se refirió a la situación de los estudiantes migrantes en Uruguay. Explicó que uno de los problemas surgidos en la Udelar tiene vinculación con la reválida de títulos e ingreso de personas extranjeras. Dijo que Uruguay experimentó en los últimos años una fuerte corriente migratorias desde Venezuela y Cuba, pero aclaró que principalmente viene de Argentina y Brasil.

Explicó que a partir del CDC del 26 de octubre, la decisión de ingreso de extranjeros a la Universidad quedará a decisión del Consejo de cada Facultad a lo que consideró un avance, porque se abre la discusión del tema.

Manifestó que se habla de una población migrante de alto nivel educativo, que aparecen principalmente en personas cubanas y venezolanas. Dijo que muchos de ellos llegan a nuestro país en forma ilegal y en condiciones riesgosas.