"Persiste una subrepresentación de estudiantes del Interior en la matrícula de la Udelar"


La magister en sociología Verónica Figueroa presentó en Somos Bienestar-UNI Radio la publicación “Claves para comprender el acceso a la Universidad de la República de los estudiantes del interior del país." La investigación fue realizada en Salto, Tacuarembó y Cerro Largo e involucró a estudiantes de la enseñanza media superior próximos a egresar. Audio de la entrevista. Una de las conclusiones de este trabajo, según explicó Figueroa, es que más allá de consolidarse un proceso de descentralización universitaria, "persiste una subrepresentación de los estudiantes del Interior del país en la matrícula de la Udelar.

Si bien son mayoría en el país, son los que menos acceden a la Universidad de la República". La socióloga se preguntó ¿por qué este fenómeno sigue sucediendo? Precisamente esta interrogante fue la que originó el inicio de la investigación.
La mitad de los estudiantes encuestados manifiestan que la Universidad de la República es una opción para seguir estudiando. "Algo en mi vida va a mejorar si sigo estudiando en la Udelar", fueron algunas de las respuestas dadas. Incluso, muchos de los estudiantes explicitaron la convicción de que estudiar en la Universidad de la República "es irse a Montevideo."
El trabajo fue realizado durante el año 2016, con el apoyo de la Comisión Sectorial de Investigación Científica y la Agencia Nacional de Investigación e Innovación, e involucró a más de 600 estudiantes que estaban culminando la educación media en ciudades ubicadas al norte del territorio uruguayo.
El objetivo principal del trabajo fue indagar sobre en qué medida la política de descentralización universitaria así como las características sociodemográficas y de origen social de los estudiantes influyen en su decisión de acceder a la Udelar.

Algunos de los resultados obtenidos de la investigación concluyen con que los estudiantes que llegan a la etapa de finalización de la Enseñanza Media Superior (EMS) y tienen la intención de continuar estudiando, "estudiar en la Udelar constituye la primera opción. En segundo lugar, la intención de estudiar en una facultad o instituto de la Udelar en Montevideo prima ampliamente por sobre la posibilidad de estudiar en una sede del interior. En tercer lugar, la probabilidad de tener la intención de estudiar en la Udelar parecería variar en función de las características sociodemográficas, de la trayectoria escolar previa y del origen social de los estudiantes. Sin embargo, en esta etapa del análisis aún no se está en condiciones de ser concluyentes al respecto. En cuarto lugar, la política de descentralización parecería no influir en la intención de los estudiantes con respecto a estudiar en la Udelar pero sí en la selección del lugar de estudio.

Otro aspecto resultante de la investigación es que parecería ser que cuando no existe una sede de la Udelar en la localidad donde el estudiante finaliza el EMS, la probabilidad de tener la intención de estudiar en el interior disminuye significativamente.

De la encuesta realizada a los estudiantes de Salto, Tacuarembó y Cerro Largo, el 33% de los consultados manifestó no haber visto o recibido información institucional respecto a seguir una trayectoria educativa en la Udelar, en el momento de egresar de la EMS. Sobre la información recibida de las sedes de la Udelar en el Interior del país, la falta de acceso a información institucional aumenta al 48% de los estudiantes.

Al indagar sobre sí, efectivamente, los estudiantes conocen cuáles son las carreras que la Udelar ofrece en el interior del país el panorama es más alentador, según explica Figueroa. El 75% afirma conocer, al menos, algunas de las ofertas de enseñanza de las sedes del interior.

El escaso acceso a información sobre la Udelar varía significativamente en función de si el estudiante asiste al liceo o la UTU. Los estudiantes de UTU declaran tener menor acceso a información institucional que sus pares liceales.

 

Esta investigación ha sido posible por el apoyo de la Comisión Sectorial
de Investigación Científica de la Universidad de la República (CSIC), a
través de su programa de Iniciación a la Investigación, y a la Agencia
Nacional de Investigación e Innovación (ANII) mediante su sistema de
becas de posgrado nacionales.