SCJ implementará 17 talleres sobre género y violencia a personal de Bienestar Universitario

La Universidad de la República (Udelar) y la Suprema Corte de Justicia (SCJ) suscribieron el 16 de mayo un convenio de intercambio sobre políticas de derechos humanos, género y violencia, por un lado, y de instrumentos de comunicación institucional, por otro.
Esta reciprocidad entre ambas instituciones contempla la realización de talleres, organizados por funcionarios del Poder Judicial y que estarán dirigidos a todos los trabajadores de Servicio Central de Bienestar Universitario. El contenido de estos talleres pretenden ser una herramienta  para la detección, intervención y derivación oportuna de personas en situación de violencia en el marco de los Derechos Humanos incorporando la normativa nacional e internacional. Esta formación le permitirá detectar casos de violencia, en el ámbito laboral o en su vida cotidiana. 

La Suprema Corte de Justicia (SCJ) implementará 15 talleres en perspectiva de género a los trabajadores de Bienestar Universitario de Montevideo, uno en la regional Este (Maldonado o Rocha) y otro en la regional Norte (Salto).
En este convenio de colaboración, Bienestar Universitario se compromete a diseñar folletería, afiches y un spot institucional para el Poder Judicial. Estos insumos les servirá a la SCJ a sus políticas de comunicación, tanto interna como externa a la institución.
La firma del convenio contó con la presencia del rector de la Udelar, Roberto Markarian y el presidente de la SCJ, Jorge Chediak.

"Acuerdo de reciprocidad"
Sobre las características de este convenio, el rector Markarian precisó que "no son habituales acuerdos de este tipo, porque no hay movimiento dinero sino reciprocidad de actividades."
El titular de la Udelar anunció que recientemente se agregó en Extensión Universitaria el área de Derechos Humanos y comentó que además la Universidad cuenta con una Comisión de Equidad y Género.
"Para dar un ejemplo, la parte de Extensión de Derechos Humanos es la que se preocupa de lograr que los detenidos puedan estudiar y puedan recibir un aporte especial de una institución a la cual habitualmente los detenidos no llegan", expresó. 

La directora del Departamento de Programas y Proyectos Sociales de Bienestar Universitario, Lic. Gabriela Pacci precisó que el convenio Udelar-SCJ surgió de un intercambio entre Bienestar Universitario y el Grupo de Trabajo de Políticas de Género de la Suprema Corte de Justicia. La intención es que los trabajadores de Bienestar puedan ser instruidos a fin de poder detectar eventuales casos de violencia dentro de la institución o en su vida cotidiana. Señaló que una vez detectadas estas situaciones, los trabajadores/as de Bienestar Universitario podrán obtener herramientas para saber cómo actuar, y conocer los lugares dónde se pueden realizar las denuncias. Pacci señaló que esta formación recibida podría servir para replicar los conocimientos al resto de la comunidad universitaria. 
El personal de la Suprema Corte de Justicia de nuestro país recibió formación de sus pares argentinos. A nivel de nuestro país, la primera experiencia en formación y sensibilización fue dentro del propio Poder Judicial. Sus políticas de género incluyen también transmitir esos conocimientos a otras instituciones.